Recomendaciones del SIDA por la OMS

Publicado por admin | Enfermedades Infecciosas,Prevencion | Martes 1 Diciembre 2009 18:03

En la víspera del Día Mundial del SIDA, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado nuevas recomendaciones basadas en las pruebas científicas más recientes sobre el tratamiento y la prevención de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), así como la lactancia en este contexto:

- Adelantar el inicio del tratamiento antirretrovírico (TAR) en los adultos y adolescentes.

- Administrar antirretrovíricos (ARV) mejor tolerados por los pacientes.

- Utilizar estos fármacos durante más tiempo para reducir el riesgo de transmisión maternoinfantil del VIH.

- Que las madres seropositivas o sus hijos tomen ART durante toda la lactancia materna con el fin de prevenir la transmisión del virus.

Nuevas recomendaciones terapéuticas

En 2006, la OMS recomendó la instauración del TAR en todo paciente cuyo recuento de linfocitos CD4 (parámetro que refleja el estado del sistema inmunitario) sea igual o inferior a 200 células/mm3, que es cuando generalmente empiezan a manifestarse los síntomas de la enfermedad. Ensayos clínicos y otros estudios posteriores han demostrado claramente que el inicio más temprano del TAR reduce las tasas de mortalidad y morbilidad. Ahora la OMS recomienda que se inicie el TAR con un recuento de linfocitos CD4 más elevado (350 células/mm3) en todos los pacientes VIH-positivos, incluidas las embarazadas, independientemente de que presenten síntomas o no.

Asimismo, recomienda que los países abandonen gradualmente el uso de la estavudina (d4T) debido a sus efectos colaterales a largo plazo, de carácter irreversible. La estavudina se sigue utilizando mucho como tratamiento de primera línea en los países en desarrollo debido a su bajo costo y amplia disponibilidad. Como alternativas igualmente eficaces y menos tóxicas se recomiendan la zidovudina (AZT) o el tenofovir (TDF).

Las recomendaciones de 2009 también amplían el uso de las pruebas de laboratorio para mejorar la calidad de la atención y el tratamiento de los pacientes. Se recomienda que se facilite un mayor acceso a las determinaciones del número de linfocitos CD4 y el uso de las determinaciones de la carga vírica siempre que sea necesario. Sin embargo, no se debe denegar el acceso al TAR en caso de que estas pruebas no estén disponibles.

Prevención de la transmisión maternoinfantil y mejora de la supervivencia infantil

En 2006, la OMS recomendó la administración de ARV a las embarazadas seropositivas en el tercer trimestre de la gestación (a partir de las 28 semanas) para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH. Entonces no había pruebas suficientes del efecto protector de los ARV durante la lactancia, pero posteriormente varios ensayos clínicos han demostrado la eficacia de los ARV para prevenir la transmisión del virus al niño durante la lactancia. Las recomendaciones de 2009 fomentan un uso más temprano de los ARV durante el embarazo, desde las 14 semanas de gestación hasta el final de la lactancia.

La OMS recomienda la lactancia materna hasta los 12 meses de edad, siempre que la madre VIH-positiva o el niño estén tomando ARV durante ese periodo. Así se reducirá el riesgo de transmisión del virus y se mejorarán las posibilidades de supervivencia del lactante.

Fuente: Organización Mundial de la Salud.

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario